jueves, 22 de octubre de 2009

11.Simplemente



Cuando lastimas a alguien,
no simplemente digas lo siento:
eso no deja el corazón contento.
Se daña la armonía,
es una vena rota desangrándose,
no sana rápido el agravio o el insulto.
Un perdóname no hace que todo pase de largo
y que todo marche como había venido andando,
se hace daño,
es un plato de cristal roto
que no se vuelve a pegar...

Simplemente
el perdón debe ir de la mano del olvido, olvídalo,
pero sabemos con demasiada razón
que eso no pasa muy seguido,
dices a veces, sí, te perdono,
pero, ¿se hace de corazón o
es solo por acabar el diálogo
y hacer como si nada ha pasado?.

Simplemente
procura no lastimar a las personas que amas
y que te aman a ti,
procura no dañar a nadie en esta vida,
la felicidad la lleva en el alma la persona
cuando sabe en su corazón
que no ha dañado a nadie
y que, si lo ha hecho,
reconoce su error para saber pedir perdón,
un perdón sincero,
y que se quede ese mal hecho
en el rincón de los recuerdos.


"El que perdona,
aunque solo parezca serlo a pequeña escala,
restaura la integridad del ser.
La historia de cada persona
sin duda parte de la historia mundial,
es historia mundial.
En otras palabras,
cualquier cosa que un hombre o una mujer hace,
aunque fuera en secreto,
toca, más aún, modela a la humanidad completa"

6 comentarios:

***© BaBy*** 22 de octubre de 2009, 18:57  

Simplemente estupenda

besos calidos

Alfonso 22 de octubre de 2009, 20:40  

Desde luego coincido totalmente con BaBy, simplemente estupendo, sencillo y real como la vida misma.

Besos Guapísima.

hatoros 22 de octubre de 2009, 21:07  

¡Y QUE HAYA GENTE QUE NOQUIERA VERLO!
ME JODE, ME JODE MUCHISIMO
PERO VALE, AMIGA YA SE ME PASÓ EL ENFADO Y AHORA UN BESO ABRAZAO PA TU ENORME PERSONA

J. eMe. 23 de octubre de 2009, 0:45  

Pedir perdón, hacerlo de corazón, con sinceridad y valentía, reconociendo el error y confiando en la generosidad de la persona dañada, además de un acto de reafirmación personal, implica mucgas cosas que el simple hecho de hacerlo. Implica el reconocimiento de un error, el dolor de haber hecho daño, implica la necesidad de devolver lo que nuestro egoísmo a hurtado a una persona querida. Pedir perdón, y más el acto de aceptarlo, implica una demostración de carácter, de generosidad del ofendido y valentía del que ha actuado en contra de la lógica o el cariño...

Pedir perdón, saber hacerlo y hacerlo de verdad es un acto de cariño, de reconocimiento y madurez...


Querida y admirada Miss, mi dulce Miriam, tu declaración es excelente, maravillosa y pura. Tus letras son un soplo de frescura y emotividad en un mundo, el nuestro, roto en pedazos por el egoísmo, la falsedad y el miedo.

Tus letras, amiga, tus letras...


Un beso grande y toda mi admiración por tu forlaeza.

© Capri 24 de octubre de 2009, 18:40  



Gracias por tus comentarios Miriam, hoy si tengo que pedir perdón por mis ausencias.

Pedir perdon es sencillo y a la vez muy dificil, la soberbia esta ganando terreno a la humildad en esta sociedad tan egoista y egocentrica

besos

Alecrin 24 de octubre de 2009, 19:45  

Tus palabras son aliento para los que necesitan pedir ese perdon.

Simplemente hay ser personas y saber hacerlo.

besos

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP